Supremacía 9: el premio al esfuerzo

Acción Sin Límites animó el evento más importante del año, que, en términos tanto de calidad luchísitica como creativa, se lució entre los más de 200 asistentes en el gimnasio del Liceo Juan Martínez de Rozas.

Es que tenían que jugársela con tirar la casa por la ventana como lo hicieron en Ruleta Rusa y así fue, nuevamente. La primera pelea vio como Sobre2sis se impuso ante Halcón Negro, Nelson San Martín y Tyler para quedarse con el Campeonato del Biobío, en una entretenida lucha de eliminación que tuvo a San Martín sucumbiendo finalmente ante Sobre2sis, que con este triunfo se convirtió en tanto en el campeón Metropolitano de CNL (empresa hermana de Santiago) como en campeón del Biobío.

Posteriormente vendría el desafío de Charly Jano al jefe de ASL, Mr. A, que llevaba meses riéndose del “Rey del Guachaca Style” y ninguneando a Jano. La lucha terminó con un triunfo para Charly Jano, que finalmente pudo redimirse de meses de abuso.

Tras cartón, Acción Sin Límites hizo historia, al hacer la primera lucha titular femenina de la organización. Las elegidas por la compañía para luchar por la ahora máxima presea de la división de mujeres de lucha libre en Concepción fueron: Priss Salem, Roma, Alexandra y Sara Phoenix. El triunfo fue para la única dueña de casa y, al mismo tiempo, primera luchadora penquista: la bruja Priss Salem, que posteriormente celebró con su fanaticada que se vino abajo con su triunfo. De esta manera, Priss Salem se convierte en la primera campeona femenina de Acción Sin Límtes.

Tras el triunfo de Salem vino la lucha de escaleras entre ocho competidores de Camino al Dorado, cuyo ganador ganó una oportunidad por el título principal de la organización cuando él lo desee. El triunfo fue para Amadeo Borges, gracias a la ayuda de su Ezbirro y de Morganne, fieles acompañantes del villano penquista.

Tras la pausa, vendría una clínica de lucha libre técnica entre Guanchulo y Diego Gárate; muy entretenida y con muchísimas llaves, la victoria de la parejísima lucha fue para Gárate tras un roll up (o paquetito) del cual Guanchulo no fue capaz de salir.

La siguiente lucha fue una extrema entre Kraken y Damián Blanco, donde todo estuvo permitido. Ambos luchadores se dieron con todo lo que pudieron, pero finalmente, tras una serie de silletazos, el triunfo fue para Blanco.

La penúltima lucha fue una triste. Sí, en la lucha libre también hay tristeza. Parecía que Larry Vargas iba a pelear solo en representación de Los Náufragos, tras la no llegada de Sandro. Sin embargo, Yerbin, su mentor, salió en ayuda del melenudo luchador. Ellos defendieron los títulos en parejas ante Nelson San Martín (que se negaba a irse de Supremacía sin un título) y Dalsano, que volvió de forma sorpresiva de Canadá a decir presente en la gala de la lucha libre penquista. El triunfo fue para los retadores y, tras la pelea, Larry se retiró llorando del ring, despidiéndose de la gente.

La pelea final fue entre Reus, ganador de la batalla Ruleta Rusa, versus Chuck Falcon, campeón de ASL. Tras cerca de media hora de combate, donde ambos hombres se dieron con todo lo que tenían y dejaron al público al borde del infarto, el triunfo fue para Reus, que ganó su primer campeonato máximo de ASL.

Publicado por: Mad Max

WhatsApp chat